domingo, 18 de abril de 2010

¡SINVERGÜENZAS!

Si salen toros como los de ayer en La Maestranza y la afición de una plaza de este prestigio, no despide con una bronca monumental a los toreros cuando abandonan la plaza, puede ser por dos cosas: la afición está aborregada y amaestrada, o no tienen consciencia de que los máximos responsables, con la complicidad de la autoridad, son los toreros.
Sus veedores los han elegido, y ellos lo aceptan y repiten una y otra vez con estos desechos de ganaderías.
Las actuales figuras del toreo, están dando la puntilla al toro de lidia.

Los cronistas actuales, comandados por el fenicio charcutero que alaban hasta las nauseas, las virtudes del torero y no denuncian los tejemanejes constantes de estos para que salga el toro que vemos, son tan culpables como ellos.

La verdad es que el mundo de los toros se acerca más a una pelicula de El Padrino, que a una retransmisión cultural.


¡Sigan aplaudiendo!