viernes, 23 de abril de 2010

¡QUÉ ABURRIMIENTO!


Rubén Pinar, fotocopia de El Juli, pero con la diferencia de que a este le dirige Santiago López, su mano se está notando. Rubén estuvo en Sevilla, muchísimo más pausado que de costumbre. Ahora sólo falta verle ante toros, en vez de novillos.
Madrid, si los choperas diminutivos lo permiten, será un compromiso importante para medir el futuro del torero albaceteño.

Por lo demás, otra novillada impresentable y pasada por barbería en el coso de… baratillo.

No hay comentarios: