jueves, 11 de marzo de 2010

"EL MECEDORA"


Carlos Aguilar
El Sr. Pepe “el mecedora”, gran aficionado, se murió hace ya muchos años.

Le llamaban ”el mecedora” por que era cojo, y al andar se balanceaba, de adelante hacia a atrás, como una mecedora. El Sr. Pepe la tenía tomada con la empresa. Decía: “Estos señores tan omnipotentes podrán abusar de la afición, pero en cuanto puedo les echo “p´tras” un toro. Y si puedo dos, pues dos. En el mismo momento que un toro hacía un movimiento extraño con cualquiera de sus extremidades, gritaba: ¡Cojo! ¡Cojo! Aveces el grito no tenía eco. Pero entonces se levantaba y enseñaba su pata chula. ¡Es cojo! ¡Cojea como yo de este remo! Y no fallaba, el toro “p´dentro”. Y unos miles de pesetas que le costaba a la empresa. Me consta que al Sr. Pepe la empresa negoció con él. Fracasaron y “el mecedora” continuo inventando cojeras cada vez con mayor maestría.

Entre bromas del público con él, y la mala intención de él con la empresa, al final se salía con las suyas.

“El mecedora” conectaba con el público, como años después lo hacía “el ronquillo” desde el tendido bajo del 4.

El defenestrado tendido del 7 de Madrid, está en un momento complicado. Su falta de gracia en las protestas, -que no conecta con el resto- y la amaestrada sociedad actual, está haciendo, que cada vez tenga menos influencia en esta plaza.

Los “amolesaos” desde su pulpito de canal+, hacen lo suyo para dormir, mas consciencias taurinas. Al final conseguirán, que nadie entienda de toros, y los tendidos se pueblen de público festivalero y superficial.

¡Pan para hoy, y hambre para mañana!