lunes, 8 de marzo de 2010

¿DIGNIDAD?

¿Se debate esto?


No, se debate esto.

Carlos Aguilar

No es cierto, que en Cataluña se esté debatiendo, el sí o no, a las corridas de toros.

Si no fueran de tan alta significación española, a estos independentistas provincianos, les importaría muy poco, la vida y muerte de los toros.

No se preocupan ni debaten, como viven y mueren otros animales, de vida y muerte, mucho más indigna… que no conocen dehesas, ni viven en libertad. Que son desplazados a los mataderos, hacinados en camiones, o nacen y viven en una jaula, para diversión de niños y mayores.

Esta sociedad, está amaestrada para la hipocresía, la estupidez reina en un escalón superior a los reyes, y la ideología y honestidad, son limpiabotas al servicio de los políticos, deseosos de ver más brillo en sus zapatos, que en el de sus oponentes.

La solución para que en Cataluña se defiendan los toros es fácil:
Que quiten la capitalidad a Madrid, pongamos a Barcelona Capital del Reino, “parlem català…” y que se desvirtue la historia –ellos están acostumbrados- documentando, que las corridas de toros, nacieron del delta del Ebro para arriba… y los toros perdurarán para siempre, en este nuevo y culto ¿País?

Decía Sartre: “El infierno son los demás” para ellos, los demás somos… los que no estamos de acuerdo con ellos.