martes, 2 de marzo de 2010

DESVERGÜENZA TORERA

Carlos aguilar
Esto contesta Enrique Ponce, a una pregunta en Mundotoro y lo recoge también el blog, EL TORO DE LA JOTA.

Estamos en un momento en que el toro sale posiblemente MAS ENCASTADO Y BRAVO QUE NUNCA. Creo que el tema de las caídas y del toro con poca movilidad pues se ha resuelto bastante bien y considero que ahora mismo se torea también posiblemente mejor que nunca y que gozamos de un gran momento del toreo.

No me extraña que muchos buenos aficionados estén dejando sus abonos para elegir las corridas que quieren ver, en vez de tragarse todo. Con esto no van a acabar los antitaurinos, van a ser ellos los que apuntillen algo tan grandioso, como son las corridas de toros

Si a esto unimos que Enrique "enfermero" Ponce, declara que no va a San Isidro por que su mujer y él lo pasan muy mal, apaga y vámonos.

Ponce, dice que el toro de hoy es más encastado y bravo que nunca, y no se pone colorado, por que la desfachatez del torero de “época” y de muchos profesionales taurinos, ya no tiene máscaras, le importa muy poco el aficionado, le molesta muchísimo su presencia en las plazas... a él, y a los que mueven el cotarro taurino.

Les gusta el público bullanguero y chillón, el que va a divertirse con el pañuelo presto para ondearlo pidiendo los trofeos.

En las corridas de toros pasan diariamente cosas que sonrojarían a cualquier jurista.

Ellos se lo guisan y ellos se lo comen, mientras la autoridad... comiendo en el campo.