lunes, 15 de marzo de 2010

CUARTA DE FERIA
"ANTOÑETE" ¡MAGISTRAL!


Carlos Aguilar

La razón, me obligó a no asistir al circo mediático de “los Simones” en Valencia.


¿Qué podía ver en una tarde en la que se unían tantos despropósitos? Quizás… ¿El Fandi, demostraría una tauromaquia excelsa? ¿Pondría banderillas cuadrando en la cara del toro?

Jesulín, ya sabía yo, que nada enseñaría que no hubiera enseñado antes, está gordo, fofo y con la misma cara de “cara” que ha tenido siempre.

El Cordobés, lleva retirado del toreo tantos años, que no me acordaba que seguía yendo a las plazas.

¿Y los toros? Pues fíjense como serían, que los echaron “p`atrás” por sospechosos de lima, y faltos de presentación.
¿Y los sustitutos? Parecía aquello una limpieza de corrales.

Me quedé en casa, encendí un Romeo y Julieta, y me dispuse a disfrutar de la faena de Antoñete al toro blanco de Osborne. Era el año 1966 y esa faena, llenó media historia de mi tauromaquia.