miércoles, 31 de marzo de 2010

martes, 30 de marzo de 2010

Las religiones se sustentan en la incultura y el miedo de muchos y en la astucia de pocos.

Para esta semana de desmesura hipócrita, me gusta releer la cancion de Serrat.

LOS MACARRAS DE LA MORAL
 
Sin prisa pero sin pausa,
como el "calabobos"
desde las mas tierna infancia
preparan el cebo
"Si no te comes la sopa
te llevará el coco"
"Los tocamientos impuros
te dejaran ciego..."

Y te acosan por la vida
azuzando el miedo,
pecando en el río turbio
del pecado y la virtud
vendiendo gato por liebre
a costa de un credo
que fabrica platos rotos
que acabas pagando tú.

Son la salsa
de la farsa.
el meollo,
de un mal rollo.
La mecha
de la sospecha.
la llama
de la jindama
son el alma
de la alarma.
del recelo
y del canguelo.
los chulapos
del gazapo.
Lo macarras
de la moral.

Anunciando el apocalipsis
van de salvadores
y se les dejas te pierden
infaliblemente.
Manipulan nuestro sueños
y nuestros temores
sabedores de que el miedo
nunca es inocente.

Hay que seguirlas a ciegas
y serles devoto
creerles a pies juntillas
y darles de la razón
que: "el que no se quede quieto
no sale en la foto"
"Quien se sale del rebaño,
destierro y excomunión"

Sin prisa pero sin pausa
esos carcamales
organizan sus cruzadas
contra el hombre libre
mas o menos responsable
de todos los males
piensan que por su cuenta,
sueñan y lo dicen.
Si no fueran tan temibles
nos darían risa
si no fueran tan dañinos
nos darían lastima
porque como los fantasmas,
sin pausa y sin prisa.
no son nada si se les quita la sábana.

Son la salsa...

lunes, 29 de marzo de 2010

“LOS CHOPERAS DIMINUTIVOS”
Carlos Aguilar
Lo visto el domingo en Madrid eso sólo es el aperitivo de lo que espera.

¿Los toros? Desechos de tienta
¿Los toreros? Ni bien ni mal
¿El público? Ni bien ni mal

Esta síntesis de crónica, es por si misma la antítesis de lo que se debería esperar en un principio de temporada en Madrid.

Con el hambre de toros aun sin amansar, sería lógico que el público se hiciera más presente en la plaza, y se expresara más durante el festejo. Pero los mitigadores del espectáculo, los que están haciendo de la capa de la justicia un sayo, también están adormeciendo a los tendidos, gradas y andanadas.

Con el cartel que habían confeccionado para este Domingo de Ramos, “Los Choperas diminutivos” -dice mi amigo J.R.M. que no les gusta que les llamen “choperitas”-, los que se atrevieron a ir a la plaza ya iban con la resignación puesta, la exigencia bajo mínimos y la esperanza rebajada.

Leandro, Curro Cruz y Morenito de Aranda, tienen un punto en común: sosería, falta total de operancia y la heroicidad que se presupone a los toreros… desaparecida. Añadan a esto, que jamás deberían cambiar la espada simulada por la de verdad y tenemos como resultado lo visto ayer. La tarde fue a parte de fría en cuanto al clima, fría de ánimo.

Ni los turistas, únicos clientes que asistirán a los toros en un futuro no lejano, aguantarán esta aburrida fiesta que “Los Choperas diminutivos” y demás enterradores “productions” taurinos, están ofreciendo.

EL QUITE DE "LA MARIPOSA"


Carlos Aguilar

En la cultura náhualt de México, las mariposas simbolizaban el alma de los guerreros caídos en combate que
volvían a la vida para embellecerla.

Marcial Lalanda, embelleció la corrida de la Beneficencia en Madrid, el 17 de Mayo de 1923. Realizó por primera vez este quite que consiste en citar al toro con el capote echado a la espalda, y llevarlo galleando en zigzag, llamándolo alternativamente por el costado izquierdo y el derecho del torero, pero sin dejarle pasar por ninguno de ambos lados.

En aquellos años, sucedían en la tauromaquia episodios muy difíciles de imaginar hoy. El 29 de agosto de 1929 protagonizó Marcial Lalanda, una tarde memorable en la plaza de toros de Barcelona, en la que se encerró en solitario con seis astados de la ganadería de doña Enriqueta de la Cova. Brilló con el capote a una altura insuperable, de lo que pueden dar testimonio los veintiún quites distintos que exhibió ante la rendida admiración de la afición.

En esta época de racanería y esfuerzo mínimo, es impensable un tercio de quites memorable, y mucho menos que algún moderno caricantano aporte nuevos pases a la tauromaquia actual.

sábado, 27 de marzo de 2010



Domingo Ortega
Ustedes , aficionados, a poco que recuerden, habrán visto muchas veces en las corridas de toros faenas de veinte, treinta, cuarenta pases y el toro cada vez más entero... "¿Cómo es posible que con esa cantidad de pases aparentemente bellos para la gran parte del publico, el toro no se halla sometido? La respuesta es muy sencilla: lo que ha ocurrido es que el torero ha estado dando pases, y dar pases no es lo mismo que torear"

"Parar, templar y mandar. A mi modo de ver, estos términos debieron completarse de esta forma: Parar, templar, CARGAR y mandar; pues posiblemente, si la palabra cargar hubiese ido unida a estas otras palabras desde el momento que nacieron las normas, no se hubiera desviado tanto el toreo. Claro que el autor de esta fórmula no penso que fuese necesaria, porque debía saber muy bien que, sin cargar la suerte, no se puede mandar y , por tanto, en este termino van incluidos las dos."

"En el toreo todo lo que no sea cargar la suerte no es torear sino destorear. Torear no es que el toro venga y usted se quede en la recta, eso es destorear; pero si usted carga, echa el cuerpo hacia delante con la pierna contraria al lado por el que viene el toro obliga a torear, si no le coge; porque es un obstáculo que usted le pone delante."

viernes, 26 de marzo de 2010

EL VALOR DE LA CURVA

La poderosa línea recta de Ponce

Escribía José Bergamín: "El predominio de la linea curva y la rapidez son valores vivos de todo arte. El de la lentitud y la linea recta, son valores muertos invertidos. La linea curva compromete al dibujante, obligándole a ser expresivo; es decir, a pensar, a ser dibujante, a tener estilo. Y es o no es: no hay trampa posible. El mal dibujante, por el contrario (mal torero, pensador, artista...), se defiende con lineas rectas tangenciales: se sale por ellas engañosamente; no se atreve a comprometerse, y hace trampas morales, trampas con rectitud."

¿Qué opinan, los señores del toreo moderno?  Estos prefieren: el camino recto, más corto y cómodo, el que cogería; un funcionario, un delineante, un delincuente... nunca un artista.

jueves, 25 de marzo de 2010

LA CULPA... DE LA AFICIÓN


Carlos Aguilar
La verdadera culpa de los abusos que se producen en los toros, la tiene el aficionado.

Lo que está pasando, es que el aficionado actúa como esos desocupados que pasean por las calles en obras para ver como trabajan los demás; critican sobre lo desmesurado o poco acertado de la obra en cuestión, la última vez que levantaron esa calle, y hasta lo poco profesionales que son los obreros ahora… y se van a casa quejándose por lo mal que está todo.

El aficionado taurino se levanta y va a la plaza a ver como derrumban los cimientos del taurinismo: protesta, pronuncia la frase ¡esto se acaba! y vuelve a casa con las orejas gachas.

¿De verdad, nos dejan tanto en el paladar las figuras actuales, como para aguantarles que ensucien la tauromaquia y quedarnos de brazos cruzados? ¿Queremos los toros y no los defendemos? ¿Para qué carajo sirven, Asociaciones de abonados, peñas, y demás zarandajas?

Las figuras de ahora, como han demostrado en Valencia descaradamente, y como seguirán demostrando, sólo pretenden hacer caja con el mínimo esfuerzo. Lo que antaño acuñaron los aficionados como vergüenza torera, no la conocen. Si les dejan, se enfrentan a un desecho de toro “after shave”, nos roban el tercio de varas, el de quites y lo que les dé la gana. No se pelean entre ellos, y todo queda en algo que en nada se parece a lo primigenio.

Los antitaurinos se organizan y actúan; los empresarios se adaptan a los tiempos que marcan las figuras, se erigen en aniquiladores de la afición, y siguen ganando dinero.

¿Y los ganaderos? Estos, a veces muy a su pesar, pasan por el aro para no cerrar la tienda y manipulan lo que haga falta.

El que no defiende lo que quiere… no lo quiere tanto.

Si los abonados siguen pasando por taquilla, y dejan que estos acólitos de la mafia siciliana, sigan desnaturalizando a los aficionados, cambiándolos por público profano, que sólo entienden de clavel y brillantina, es que no se merecen otra cosa que lo que les dan.

Mientras la afición no se una y presione, para que la ley caiga sobre los que sabiéndose impunes, cometen todo tipo de fechorías… es evidente que “esto” se acabará.
LA GAONERA


 
La gaonera es un lance delantero que se ejecuta con el capote a la espalda, sujeto por ambas manos y con la mayor parte del vuelo del mismo por un lado, generalmente el derecho. Al llegar el toro a la jurisdicción del torero, este da medio giro hacia el lado contrario de por donde ha embestido el toro, levantando el capote, que pasa por encima de los lomos y volviéndolo a presentar de la misma manera, por el lado contrario. En general, el pase se repite una serie de veces y frecuentemente se usa en los quites.
Según J. Alameda.
Se la enseñó a Rodolfo Gaona su maestro Saturnino Frutos Ojitos cuando nadie podía sospechar que el lance fuera a. llamarse así. Es de pensar que Ojitos se la vio a Cayetano Sanz. La fecha de "presentación en sociedad" es 1910.
Primero, en México. En la corrida del 23 de enero en "El Toreo", con un toro del Marqués de Saltillo, "Pinalito", cuarto de la tarde. La novedad causó sensación. Alternaba en aquella corrida mano a mano con Tomás Alarcón M azzantinito, que había sido su testigo de confirmación de alternativa en Madrid. Ese mismo año, el 28 de marzo, estrena el lance en Madrid, con el toro "Sardinito", de Benjumea, en corrida en la que alternaba con Rafael Gómez El Gallo y Vicente Pastor.
Produjo un verdadero "escándalo".

miércoles, 24 de marzo de 2010

Publicado en Salmonetes Ya No Nos Quedan
por J.R.M.


Que Internet, es un medio vivo no me cabe ninguna duda, a raíz de mi post sobre la “chicuelina”, he recibido varios correos poniendo sobre mi mesa, nueva información sobre el controvertido lance.

Antonio Díaz, del blog “Hasta el rabo todo es toro” -al que agradezco su información- me manda este articulo del diario ABC de 1967.

martes, 23 de marzo de 2010

Me envía Xavier González Fisher, desde Aguascalientes (México),  lo que dice sobre la "chicuelina", José Alameda, en su libro “Historia verdadera de la evolución del toreo”.
Como tiene que ver con la historia de la chicuelina, que he puesto hoy, me ha parecido oportuno dar esta nueva versión de este lance.


Cuando este lance de Chicuelo,. adquiere su resonancia definitiva, fue al estrenarlo en Madrid, yo presencié, el 10 de julio1925con la corrida de la Cruz roja, en el quinto toro de Veragua.

El quite produjo el efecto de un deslumbramiento que oscurecía cuanto pudo ocurrir en la corrida. El diario ABC le dedico una portada con la foto de uno de los lances y una leyenda en la que le atribuia cierto parentesco con la suerte “del embozado” del licenciado de Falcés, que Goya inmortalizó en su “Tauromaquia”.Chicuelo ya habia dado ese lance en otras plazas, le oí al propio Chicuelo, que la primera vez fue en Valencia en 1924.

No fue eso lo malo, sino que ciertos críticos "serios" (?) hayan acogido la patraña.
A este respecto, reproduzco los siguientes párrafos de mi libro "La pantorrilla de Florinda y el origen bélico del toreo": "La gracia. ¿Qué es la gracia? "El estado de gracia es la suprema bienaventuranza. Ea gracia es lo inefable. San Juan de la Cruz. A ratos, Bécquer. Esa luz que le da al perro de "Las Meninas" y que Zurbarán la quisiera para la cabeza de sus monjes. "La gracia es, no se hace. Pero también hay quien hace gracia.Y hasta quien vive de hacerla. Un payaso ¿por qué no? "Desde Ia bienaventuranza hasta el chiste, la gradación es amplísima. "¿Dónde ponemos a la gracia torera? " ¿Cerca de Dios, o cerca de Charlot?"

Todo eso explica, por ejemplo, el dislate del torero bufo Rafael Dutrús Llapisera, empeñado en sostener que él era el creador de la "chicuelina" y que Chicuelo se la había copiado. Pero la "chicuelina" ¿no es una afinación, por ajuste, de la antigua navarra? ¿Y no está la navarra descrita terminantemente por Pepe Hillo en la primera "Tauromaquia" de nuestro toreo de a pie? Hay además la vieja suerte del "embozado", que la
premoniza en su giro. ¿No constituye todo esto una limpia etiología taurina? Recordemos la famosa frase de Eugenio D'Ors: "Todo lo que no es tradición es plagio" ... ¿Era la "chicuelina" tradición del embozado y de la navarra, o plagio del bufo (bufo como torero y bufo como crítico) Rafael Dutrús?
¿Para qué seguir? ...
¿QUIÉN ES EL CULPABLE DE QUE CARLOS ESCOLAR ”FRASCUELO”, NO PUEDA DESPEDIRSE DE LA AFICIÓN DE MADRID?



J. Salamanca
De sobra son conocidas las injusticias que existen en el mundo de los toros, las cloacas taurinas son archiconocidas y al confeccionar un serial tan amplio como el de San Isidro, sabemos que al final nadie estará a gusto y a todos no se puede atender, pero hay cosas que claman al cielo.Un hombre respetado por todos, sobre todo por los aficionados de Madrid (su plaza), tiene la intención de despedirse, ha llegado su hora y el mismo lo reconoce y quiere una tarde en la feria de su pueblo (Madrid), pero los cambalaches, traiciones, …..hacen que se quede fuera. Yo también quería al Fundi en la feria, pero el desaguisado que ha preparado su apoderado Raúl Galindo, conocido sindicalista taurino, ha provocado la ausencia de tres matadores en el serial, entre ellos el maestro “Frascuelo”, al cual ayer a última hora ofrecen los bueyes de Samuel, “pa tu prima” les hubiera contestado yo a los “Choperitas” reyes de la informalidad y si no que se lo pregunten a algún que otro ganadero, que bien lo saben ellos.

Podemos ser mal pensados e irnos para el otro lado y decir que el apoderado del Mesías redentor Salvador Boix mandó quitar a Frascuelo, que el domingo por la noche estaba en el cartel del día 3, ¿quién es el culpable?

A la mierda la empresa, los del consejo taurino y toda la gentucilla del taurineo, no tenéis corazón, ni humanidad, ni sentimientos, sólo mala leche y avaricia.No hacen falta anti-taurinos para cargarse esto, sois vosotros el CÁNCER.

¡Ánimo maestro! y cuente con el apoyo de un humilde aficionado, por cierto me ha parecido ver entre los actuantes de la feria a un tal Gabriel Picazo, pero… no estaba retirado?, OTRO AÑO MÁS DE BASURA que nos espera.
LA CHICUELINA


La chicuelina, para casi todos los aficionados la inventó, Manuel Jiménez “Chicuelo”; de este apodo viene el nombre de chicuelina. La ejecutó por primera vez en España, el 9 de Abril de 1922.

Pero la realidad es bien distinta, la chicuelina tiene su origen en el toreo cómico. Quien en verdad la puso en práctica y debe considerarse el auténtico inventor del lance fue Rafael Dutrús “Llapisera”.
Como en tantas otras cuestiones taurinas, el toreo cómico del primer cuarto del siglo pasado, ha sido inspiración de parte importante del toreo actual.
Chicuelo, se inspiró en Llapisera y fue el primero que practicó este pase en el toreo serio.

lunes, 22 de marzo de 2010

¡POR FIN!

Los toros en Valencia, cumpliendo con el guión.
Foto publicada en la pagina web de la empresa

Carlos Aguilar
Hoy es un gran día para los buenos aficionados. ¡Se ha terminado la Feria de Fallas!

La desvergüenza que han sembrado “los simones productions” durante esta feria, es sólo propia de unos desaprensivos acompañados de un buen numero de: toreros, ganaderos, y Diputación, de la misma calaña.

Si a esto le añadimos, que el público de Valencia va a la plaza a celebrar un acto más de Las fallas, tenemos el terreno abonado para que crezcan personajillos huérfanos de todo pudor, y toreros como “el gran Ponce” que ante unas ruinas de novillos elegidos por él –el primero y el sobrero de la tarde de ayer día 21- se permite el lujo de quejarse.

Ver a Ponce con este deshecho de vergüenza: flexionar las rodillas con postura exagerada, -hasta los orgasmos fingidos, son exagerados- para dar un circular invertido, es la constatación de que este torero ha utilizado los 20 años de matador de toros, para cada vez con más descaro, demostrar que el público que le jalea…es tonto, al menos taurinamente hablando.

¡Que descanso, no tener que ir hoy a la plaza!

domingo, 21 de marzo de 2010

TODO IGUAL, O PEOR



Carlos Aguilar
Son demasiadas tardes viendo más de lo mismo, ni merece la pena seguir escribiendo de la Feria de Fallas, ni tengo ganas de perder el tiempo con esta pantomima de toros anovillados, “sospechosisimos” de manipulación y con toreros de medio pelo enfrente.

La mal llamada fiesta de los toros, está siendo maltratada especialmente por los taurinos, día tras día.

Me avergüenza asistir a un espectáculo donde, hasta la música está manipulada.
Miren un ejemplo, me llama un amigo, -director de una de las bandas de música que actúan en la plaza- y me cuenta, que la empresa pone a un “Señor” más bien maleducado, al lado de los músicos y les dice cuando tienen que tocar. Es más, después del festejo, recibió una llamada de "los simones", comunicándole su malestar, por no haber tocado lo suficiente. Le dijo: “la gente viene a los toros a divertirse, a ver cortar orejas, y la música está para animar al publico.
Yo creía que la música estaba, para premiar una buena faena.

Esta, debe de ser la aportación del “artista” Simón Casas y sus acólitos, a la tauromaquia.

Esta tarde, en el festival vestidos de luces que se han organizado para celebrar, una vez más, los 20 años de Ponce, -deberían darle el pésame por la feria que ha hecho- y sabiendo que los toritos los han elegido los toreros, voy a tener un ataque de inteligencia y no voy a asistir a semejante espectáculo.

sábado, 20 de marzo de 2010

NOVENA  DE FERIA
OTRA NOVILLADA



Carlos Aguilar
Seguimos con la feria de novilladas en Valencia. Los toros de Núñez del Cuvillo, descastados, flojos y con la presencia justa para lidiarse como novillos, en plazas de más importancia.


Estas características de toro bravo, son las que buscan las figuras para torear. Y si no, miren las ganaderías y el encaste que han elegido, para el festival vestido de luces que se han montado el día 21.

Decir que Ponce, realizó al primero de la tarde una faena técnica, que consiguió que el toro se mantuviera en píe, sacándole lo que no tenía. Estamos relatando una amplia historia de la tauromaquia del maestro de Chiva. Ante esta insigne obra de ingeniería, y una entera caída, se le concedió una orejita de Valencia.
En el cuarto de la tarde, se aburrió al ver las nulas posibilidades del Cuvillo. Abreviando con dos pinchazos.

Sebastian Castella, no hizo menos que Ponce, y sin embargo, la presidencia ante la petición mayoritaria del público, miró para otro lado negando un trofeo y creando un agravio comparativo. No es que Castella hiciera una obra de arte, su tauromaquia es encimista y repleta de efectismos modernos: redondos invertidos, -tan innecesarios como feos- pases cambiados, y otros de tono populista. Lo mejor, unas ajustadísimas chicuelinas y la quietud clásica del de Beciers.
En su segundo, un manso sin presencia pero con movilidad, lo recibió con dos típicos pases cambiados por la espalda. Faena vibrante, que fue cayendo poco a poco, pero manteniendo el tono populista de la casa. Falló a espadas, y se fue cualquier posibilidad de triunfo.

Manzanares, ante dos enemigos de cuarto y mitad, solo pudo sumar algún muletazo suelto y rectilíneo. Espectacular con la espada.

viernes, 19 de marzo de 2010

VALENCIA, OCTAVA DE FERIA
DESVERGÜENZA GENERALIZADA


Carlos Aguilar
Sólo hay un culpable, por encima de tanto sinvergüenza. El presidente de la corrida. Amado, -no sé el apellido, ni voy a perder un minuto en buscarlo- es la representación de la autoridad, o debería serlo. Él, es el que no debe permitir que se lidien toros rechazados por los veterinarios, sin cuajo ni presencia, y con la más descarada sospecha de que el serrucho ha acariciado sus astas. El ínclito Amado, ha flexionado los riñones haciendo reverencias a la verdadera autoridad en la plaza, “los Simones”. Él, sólo es un hilo más, de esta asquerosa marioneta que se mueve al compás de los intereses más mezquinos.

Por otra parte estaban, los toreadores actuantes: Aparicio, Morante y Cayetano, tres toreros totalmente distintos, con un elemento común… se tienen que alinear todos los astros, para que puedan llevar a buen puerto, la única faena que les cabe en sus cabezas.
Toreros de cristal, figuritas de postín, sujetadas con papel de fumar. Sin ninguna base firme en la que apoyarse, sobreviven; de las pinceladas que van dando por los distintos lienzos de la España taurina. Pinceladas que rara vez constituyen una obra, solo retazos, bocetos inacabados que les valen para seguir abusando de la bondad, o ignorancia, del aficionado de turno.

En esta feria de Valencia hay más trafico por la noche en los corrales de la plaza, que en las calles falleras de toda la comunidad. Algún vecino, ha apuntado a la autoridad, la posibilidad de poner semáforos en los aledaños a los corrales, y organizar así, el exceso de camiones que por allí proliferan.
Los “Simones producidos” están llenando de descaro y vergüenza, esta Feria de Fallas, convirtiendola  en serio rival de la semana taurina de Algemesí. Con la notable diferencia, de que en esta localidad, es normal que los novillos estén bien presentados.

Dicen que los gitanos no quieren buenos principios, pero yo... no soy gitano.

jueves, 18 de marzo de 2010


Según publica, "Toro, torero y afición", Enrique Ponce dice: "A muchos antitaurinos le importa "un pito" el toro".
A usted Señor Ponce, sólo le importa el manipulado
"LOS SALTILLOS" DE MORENO SILVA



Carlos Aguilar
La divisa blanca y negra de Moreno Silva, vuelve este año a las Ventas. Una buena y merecida noticia para D. José Joaquín, que está realizando una labor encomiable desde que se hizo cargo de esta ganadería, origen Marqués de Saltillo.

Con el abuso del mono encaste Juan Pedro, y con otras ganaderías de prestigio en baja forma, es gratificante poder ver en la plaza de la Calle de Alcalá, el encaste puro de Saltillo. Toros cárdenos, entrepelados o negros, y degollados de papada.

En la actualidad, sólo tres ganaderías tienen este encaste en su total pureza: Saltillo (Sevilla y Córdoba), que conserva el hierro primigenio; en la de José Joaquín Moreno de Silva (Córdoba y Sevilla), y en la de Javier Moreno de la Cova, (Córdoba y Sevilla).

Javier Salamanca de la Asociación El TORO de Madrid, me comenta que es muy posible que incluso, esté en plena Feria de San Isidro. Después del buen juego de sus toros en esta plaza, sería de obligada justicia que así fuera.

Hablar del encaste Saltillo es hablar de casta, que nada tiene que ver con la castidad, y mucho con el linaje y la estirpe generacional, que en el caso de Moreno Silva, conserva sus más puros orígenes.

Imprescindible es en los tiempos que corren, recuperar la variedad de encastes con sus distintas características, así como sería deseable, recuperar también toreros con personalidad propia y distintos conceptos del toreo.

Al paso que vamos, no podremos saber quien está en el ruedo, si no miramos la ficha del toro o el carnet de identidad del toreador actuante.

miércoles, 17 de marzo de 2010

SEPTIMA DE FERIA


Carlos Aguilar
La corrida de Alcurrucén, no fue ni buena ni mala; mansa, manejable y con un puntito de peligro.

Daniel Luque vino a Valencia con las ganas que va a todas las plazas. Sabe que esta temporada le mirarán con lupa, y la encerrona el Día de Resurrección en Madrid, sobrevuela en el ambiente. Sólo le dio tiempo a estar voluntarioso ante un toro reservón, en la última parte de la faena. Al dar un pase de pecho resultó prendido, quizás debido a una excesiva confianza. Después de matarlo, pasó a la enfermería.

Parte médico de Daniel Luque: "Cornada en cara lateral del tercio superior de la pierna derecha que afecta piel, tejido celular y aponeurosis, desgarrando el músculo tibial. Escoriación en muñeca izquierda. Intervenido bajo anestesia local. Pronóstico menos grave".

Todo quedaba entre El Cid y Rubén Pinar, pero por antigüedad, El Cid mató el segundo toro de Luque.

Rubén Pinar, consiguió la orejita de Valencia. Atesora una tauromaquia, áspera, populista y brusca. No creo que sepa lo que es cargar la suerte, destorea más que torea, pero… tiene la lección aprendida de cómo calentar al público poco entendido y la practica con acierto. En plazas como Valencia le funcionará, pero hay que verle con mayores exigencias. Mucho tiene que cambiar, pero es joven, debemos esperar.

Lo mejor de la tarde, lo realizó El Cid con la derecha a su segundo, pero cuando se pasó la muleta a la izquierda, la faena bajó de intensidad enfriando a un público que no está para el toreo serio. Con un redondo innecesario, calentó más el ambiente, que con las dos o tres series buenas que anteriormente había dado.

No está bien El Cid, y lo siento, no le veo seguro. Es cierto, que este tipo de plazas le van a contra estilo, él es torero serio y profundo, de mando. Con toros más exigentes, sale lo mejor que lleva dentro. Seriedad sí hubo, pero lo demás no se ha visto mucho esta tarde.

También es cierto, que si con estos públicos se dedicara a dar redondos invertidos, martinetes, afarolaos, o cualquier otro pase floral, se llevaría en sus espuertas algún apéndice. Lo peor de la tarde, lo de siempre, la espada.

Siempre me he preguntado ¿Quién fue el lumbreras, que le apodó El Cid?
SEXTA DE FERIA


Carlos Aguilar

¡Apoteósico Juli! ¡Poderoso Ponce! ¡Mano a mano histórico en Valencia!
 Estos titulares y comentarios, podemos leer hoy en la prensa taurina. Los antiguos cronistas desmenuzaban con síntesis de pluma maestra, lo que había acaecido en el ruedo, y los que no tenían la suerte de haberla presenciado en directo, se la podían imaginar casi minuto a minuto. Siempre el triunfo del matador, dependía de la valía de su oponente. Ahora, solo se ensalza a los toreros, sin denunciar lo inaceptable de la presentación de sus enemigos, y la distinta importancía que tiene lo que se hace delante de ellos.

A las 4:oo de la madrugada, -según recoge Paco Montesinos en su blog, División de opiniones- llegaban a la plaza un camión con 10 toros, para remediar el desaguisado que unos y otros habían preparado.
Los toros lidiados de Zalduendo, llevaban impreso en sus astas la sospecha de manipulación, pero además, su presentación era impropia -o propia, según se mire- de un acontecimiento que algunos llaman histórico.
Lo cierto, es que era una borregada. Hablar de poder, en la muleta que torea estos toros, es cuanto menos, una manipulación más.

El Juli, tiene uno de esos defectos que los “maestros” de las escuelas taurinas, se afanan en quitar a los aprendices de torero, el codilleo. Codillea continuamente en cada final de sus pases, es una mecánica de vicio no depurado.
Con la espada, ¡un cañón!

En otros tiempos, en los que el toro tenía importancia capital, esta corrida se habría tomado a chufla. Pero ahora no. Ahora, lo importante son los toreros, da igual que la suerte de varas no exista, que la lidia sea un desastre; todo está preparado para el triunfo de los maestros. Especialmente, en una tarde como esta.

Que a una figura con 20 años de alternativa, se le escape que al quinto había que lidiarle con sabiduría, demuestra la importancia que tiene la lidia en estos tiempos, y lo poco acostumbrados que están a encontrarse toros con dificultades.

Lo que me parece mas grave, en lo que nadie hace hincapié, es en apuntar a los responsables que sustraen a los aficionados, la posibilidad de ver una corrida de toros en su máxima plenitud. Éstos, son los que ven los toros en el campo: veedores de empresarios y toreros, y quienes permiten las “supuestas” manipulaciónes en las astas: ganaderos, veterinarios y autoridad.

Cuando empieza la corrida y comienza “la lidia”, el público aplaude a los que les están “supuestamente” estafando. Los aficionados –no confundir con el público- se resignan, e intentan disfrutar de lo poco que puedan ver, con la absoluta seguridad, de que esto no lo cambia nadie.

Ponce y el quinto de la tarde, se juntaron en una cita a ciegas, fuera de guión. Osiris, se coló en la fiesta demostrando que nadie sabe tanto de toros, que ningún veedor es tan listo como para preveer la complicación que llevaba dentro, y que haría, que el homenajeado se quitara el traje de ballet y se pusiera el mono de trabajo. Recibió la peor lidia posible de su matador. Puso en evidencia, lo poco acostumbrado que está a lidiar un toro, inesperadamente complicado, y eso... tiene unas cosecuencias que pagó el propio Ponce. Llegó a la muleta, un toro con sus maldades ampliadas por la mala lidia recibida, y Ponce -ahora, sí- se encastó y se puso a trabajar. Llegó a sacar una serie por la izquierda de merito, pero el esfuerzo desacostumbrado, no le dejó llegar a la hora de la verdad, con su privilegiada cabeza despejada. Se tiro a matar apuntando a los bajos, y la espada se desprendió en demasía, fue un relámpago, después de otra entrada... un rosario de descabellos.

Fue un mano a mano con pacto de no agresión. Ponce no se pegó con El Juli en ninguno de los quites de este, salvo en el sexto... cuando ya se sabia claro perdedor.

No veneficia a los toros, catalogar de corrida o triunfo importante, un festejo en el que convierten al protagonista principal, el toro, en un actor secundario de serie B.

martes, 16 de marzo de 2010

QUINTA DE FERIA


Carlos Aguilar

Ricardo Gallardo, dejó en Valencia un mal sabor de boca el año pasado. Este año, la corrida de Fuente Ymbro venia envuelta en papel de regalo; toros nobles y sin demasiadas dificultades, justos de fuerza y de presencia. Como oponentes, tres toreros en momentos diferentes, pero necesitados los tres, de triunfos que les sitúen en la parte alta del escalafón. El primero de Gallardo; de premio.


De Matías Tejela, poco se puede decir, que no se haya dicho ya. Dejar pasar estas oportunidades sin poner todo el valor y decisión que la oportunidad requiere, da la razón a quien no entendía su inclusión en la Feria. Los toros que le tocaron en su lote, merecían mucho más.

Bolívar, en su primer toro, nos recetó una lidia indecente, ni pudimos ver lo que el toro llevaba dentro, ni lo vimos a él. El sexto fue un toro de triunfo, pero le costo mucho ver su pitón derecho. Cuando lo hizo, vimos lo mejor de la tarde con muletazos de mano baja templando la envestida del toro. Con la izquierda todo quedó en nada. Un bajonazo le quitó cualquier oportunidad de tocar pelo. No lo va a tener fácil este año Bolívar si se conforma con cubrir el expediente.

Cesar Jiménez, abrió la Puerta Grande con la espada… sólo con la espada. En su primero, poco le faltó para ahogarse entre sus dudas perfileras . Le costó una eternidad echar la pata “p´alante”; Fue un Jiménez, cauteloso, encogido, sin sangre. Cuando se decidió, hizo al natural, lo mejor de su actuación. No estuvo Cesar, como pedían los “Gallardos”. Ni reventó, ni se la jugó como debía. Un Cesar Jiménez de perfil bajo, en una plaza que no le regaló ni un olé durante una faena, fría como la tarde.
 Pero en Valencia… ¡Puerta Grande!

lunes, 15 de marzo de 2010

CUARTA DE FERIA
"ANTOÑETE" ¡MAGISTRAL!


Carlos Aguilar

La razón, me obligó a no asistir al circo mediático de “los Simones” en Valencia.


¿Qué podía ver en una tarde en la que se unían tantos despropósitos? Quizás… ¿El Fandi, demostraría una tauromaquia excelsa? ¿Pondría banderillas cuadrando en la cara del toro?

Jesulín, ya sabía yo, que nada enseñaría que no hubiera enseñado antes, está gordo, fofo y con la misma cara de “cara” que ha tenido siempre.

El Cordobés, lleva retirado del toreo tantos años, que no me acordaba que seguía yendo a las plazas.

¿Y los toros? Pues fíjense como serían, que los echaron “p`atrás” por sospechosos de lima, y faltos de presentación.
¿Y los sustitutos? Parecía aquello una limpieza de corrales.

Me quedé en casa, encendí un Romeo y Julieta, y me dispuse a disfrutar de la faena de Antoñete al toro blanco de Osborne. Era el año 1966 y esa faena, llenó media historia de mi tauromaquia.
GALLEANDO

domingo, 14 de marzo de 2010

TERCERA DE FERIA
PLAZA DE PRIMERA, PUBLICO DE TERCERA


Carlos Aguilar
Lo mejor del festejo de ayer en Valencia: el primer toro de Valdefresno, lo peor: el público.

El público de la plaza de toros de Valencia es... para talanqueras, ni sabe, ni quiere saber, lo que es el arte de torear, salvo una minima parte de buenísimos aficionados que hacen de la paciencia, su mejor virtud.
Es muy incomodo estar rodeado de quien pita cuando van a picar al toro, y que antes de que la pica, entre en contacto con la piel, ya están gritando ¡Vale, ya! Además es mecánico, lo hacen siempre, da igual lo que el toro requiera, o la calidad y colocación de la vara, son vicios establecidos, basados en el más absoluto desconocimiento.

Las orejas en Valencia, tienen menos importancia, que las que pueden adquirir en las casquerías.

El cartel de ayer, era para pensárselo con el frío que está haciendo por estos lares.
Juan Bautista, viene a Valencia, no por las tardes que ha regalado a los aficionados, sino por ser francés, como Simon.

Miguel Tendero, atesora ese toreo moderno, vacío de contenido, al hilo del pitón, exento de arte y plagado de vicios. Miguel tiene todo a su favor para terminar toreando “las duras”. En las maduras, poco tiene que decir.

Arturo Macías, llega a España con buen cartel y algunas expectativas, le mojó la oreja a JT en México, y viene de la mano del introvertido, Antonio Corbacho. Quizás lo mejor lo hizo con el capote, un quite por gaoneras, importante. No tuvo el mejor lote, y en su haber podemos resaltar su voluntad, virtud esta que no es muy halagüeña para un torero. Siempre la empleamos cuando no hay nada mejor que contar. Eso si, se tira a matar con todas las de la ley.

Visto lo visto, a temblar con lo que nos espera: camiones de orejas de los incultos taurinos con almohadilla blanca, el grito de ¡burro! para el presidente, si se atreve a ser honesto en la concesión de los trofeos, y un tufillo a plaza de pueblo que tira para atrás.

Es la máxima expresión del taurinismo moderno… juerga, música barata, orejas a espuertas y olés de todo a cien.


Parte médico Arturo Macías: "Cornada en la cara postero-lateral de la pierna izquierda de 8 cm. de extensión, superficial, que interesa piel y tejido celular subcutáneo y aponeurosis. Intervenido bajo anestesia local. Herida en la oreja de 3 cm. de extensión que produce destrozos en el cartílago. Pronóstico menos grave. Trasladado al Hospital Casa de la Salud de Valencia.

Parte médico de Miguel Tendero: "Cornada en la región sacra izquierda de 15 cm. de extensión, superficial, que provoca desgarro de fibras musculares del glúteo. Varetazo, contusiones y erosiones en tobillo izquierdo. Contusiones y erosiones múltiples. Pronóstico menos grave. Trasladado al Hospital Casa de la Salud.

sábado, 13 de marzo de 2010



Si yo mandase en este país, prohibiría las corridas de toros; como mando menos que la ministra de economía, en economía… no me pierdo ni una.

viernes, 12 de marzo de 2010

FALLAS 2010
Segunda de Feria


Carlos Aguilar

A la profesión de torero se le llama… matador de toros, y si no los matas, no eres un buen profesional.

José Calvo, tuvo en la plaza de la calle de Xátiva, el cortijo en sus manos. Le tocó en suerte dos “adolfos” para comérselos y no supo estar a la altura de tan apetitoso festín.

La historia de José Calvo va unida inexorablemente a su fallo a espadas, es una obsesión que le persigue, y que debería haberla remediado hace mucho tiempo.

En su primero, hizo todo para abrir la primera puerta grande de la feria: toreo despacio, con gusto y templando la bondadosa embestida del cárdeno. Nunca le toco la franela y con este encaste, ¡ahí está el secreto!, pero aún así, le falto ese pasito adelante.

Le falta a José, un toque de mala leche, incluso para con él mismo. No puede un torero de su clase, estar “canino” y dejar pasar una y otra vez las pocas oportunidades que se le brindan. Ni puso todo durante la lidia, ni se la jugo al entrar a matar. Al contrario, reservón y sin seguridad, como si estuviera más convencido del fallo a espadas que de su acierto.
La vida para él, por desgracia, va a seguir igual.

José Luis Moreno, puso todo el oficio que atesora y eso le sirvió para estar digno delante de unos oponentes, con muchas dificultades que resolver. En su primero, se llevo el susto de la tarde, aunque por suerte sin consecuencias. En el quinto, no estuvo muy lúcido y se equivocó tanto en las distancias como en el planteamiento, terminó gris y no dejó el buen sabor de boca del año pasado.

El Califa, la imposición de la Diputación de Valencia, ni estuvo… ni se le esperaba

Los Toros de Adolfo Martín, serios, bien presentados impresionantes de cabeza y el quinto, con un pitón izquierdo para echarse a temblar. Los dos de José Calvo, lo mejor del lote, los cuatro restantes… de hule.

jueves, 11 de marzo de 2010

FALLAS 2010
Primera de Feria



Carlos Aguilar

Las Fallas de Valencia son famosas por quemar obras de arte realizadas por artistas consagrados.

La novillada de la primera de Feria, no tenía artistas consagrados, tampoco obras de arte, ¡por eso no la quemaron!

El fuego, habría venido bien para paliar el frío que se extendía por los tendidos, en una tarde de toros como no recuerdo en la soleada Valencia.

La novillada en cuanto a toros se refiere, no estuvo mal presentada… ni bien; desigual, sosos, con las fuerzas justas y parados.

El vástago de Esplá, tiene algo muy importante, no intenta parecerse a su padre. Y algo incomprensible, no desea asemejarse a nadie que vista de luces… es decir, no quiere ser torero. Tomará la alternativa, podrá decir a sus “amiguetes” que es matador de toros… y “chinpum”.

Luis Miguel Casares, sí se parece a su padre. No tiene mucho que decir y lo que dice, lo dice mal. Oportunidades ha tenido, y salvo algún oasis, todo ha sido desierto.

José Arévalo, es un torbellino en la plaza. Posee lo que a un novillero se le puede exigir; ganas y valor. Pero carece de casi todo lo demás. Un novillero necesita que le aconsejen y le marquen el camino, y él está huérfano de consejos y caminos que seguir. No encuentra la forma de estructurar una faena y acusa en demasía todos los defectos del toreo moderno (lineal y sin profundidad). A veces parece más un actor pendiente del público, que un torero pendiente del toro.

Tiene además dos problemas fundamentales, quiere imitar a “El Soro” y viene de la escuela de “El Juli”.

La tarde fue para quemarla, pero aquí en Valencia, sólo queman lo bello y con arte.
"EL MECEDORA"


Carlos Aguilar
El Sr. Pepe “el mecedora”, gran aficionado, se murió hace ya muchos años.

Le llamaban ”el mecedora” por que era cojo, y al andar se balanceaba, de adelante hacia a atrás, como una mecedora. El Sr. Pepe la tenía tomada con la empresa. Decía: “Estos señores tan omnipotentes podrán abusar de la afición, pero en cuanto puedo les echo “p´tras” un toro. Y si puedo dos, pues dos. En el mismo momento que un toro hacía un movimiento extraño con cualquiera de sus extremidades, gritaba: ¡Cojo! ¡Cojo! Aveces el grito no tenía eco. Pero entonces se levantaba y enseñaba su pata chula. ¡Es cojo! ¡Cojea como yo de este remo! Y no fallaba, el toro “p´dentro”. Y unos miles de pesetas que le costaba a la empresa. Me consta que al Sr. Pepe la empresa negoció con él. Fracasaron y “el mecedora” continuo inventando cojeras cada vez con mayor maestría.

Entre bromas del público con él, y la mala intención de él con la empresa, al final se salía con las suyas.

“El mecedora” conectaba con el público, como años después lo hacía “el ronquillo” desde el tendido bajo del 4.

El defenestrado tendido del 7 de Madrid, está en un momento complicado. Su falta de gracia en las protestas, -que no conecta con el resto- y la amaestrada sociedad actual, está haciendo, que cada vez tenga menos influencia en esta plaza.

Los “amolesaos” desde su pulpito de canal+, hacen lo suyo para dormir, mas consciencias taurinas. Al final conseguirán, que nadie entienda de toros, y los tendidos se pueblen de público festivalero y superficial.

¡Pan para hoy, y hambre para mañana!

miércoles, 10 de marzo de 2010

lunes, 8 de marzo de 2010

¿DIGNIDAD?

¿Se debate esto?


No, se debate esto.

Carlos Aguilar

No es cierto, que en Cataluña se esté debatiendo, el sí o no, a las corridas de toros.

Si no fueran de tan alta significación española, a estos independentistas provincianos, les importaría muy poco, la vida y muerte de los toros.

No se preocupan ni debaten, como viven y mueren otros animales, de vida y muerte, mucho más indigna… que no conocen dehesas, ni viven en libertad. Que son desplazados a los mataderos, hacinados en camiones, o nacen y viven en una jaula, para diversión de niños y mayores.

Esta sociedad, está amaestrada para la hipocresía, la estupidez reina en un escalón superior a los reyes, y la ideología y honestidad, son limpiabotas al servicio de los políticos, deseosos de ver más brillo en sus zapatos, que en el de sus oponentes.

La solución para que en Cataluña se defiendan los toros es fácil:
Que quiten la capitalidad a Madrid, pongamos a Barcelona Capital del Reino, “parlem català…” y que se desvirtue la historia –ellos están acostumbrados- documentando, que las corridas de toros, nacieron del delta del Ebro para arriba… y los toros perdurarán para siempre, en este nuevo y culto ¿País?

Decía Sartre: “El infierno son los demás” para ellos, los demás somos… los que no estamos de acuerdo con ellos.

domingo, 7 de marzo de 2010

                                               c.aguilar

sábado, 6 de marzo de 2010

MANUEL JESÚS “EL CID”



Carlos Aguilar

Leer la biografía de Manuel Jesús “El Cid”, y entender como ha sido el camino recorrido, para llegar a matador de toros, es imprescindible para valorar su toreo. Compararla ahora, con la carrera de cualquier contemporáneo suyo, con el cartel de figura, es parecido a comparar El Quijote con la obra de Corín Tellado.

Se conoció de memoria, todo el valle del Tietar, sus compañeros de la parte superior del escalafón... han ido a comer alguna vez por allí.

El Cid es la única figura actual, que podemos ver con los Vitorinos, -por ejemplo- en plazas de máxima responsabilidad y salir a hombros de ellas, es más… su carrera está cimentada sobre esas tardes de máximo compromiso y triunfos sonados.

Para comprender su tauromaquia, es necesario mirar su pasado. Quizás por eso, cuando mata los toros amaestrados por la selección, bajo el dictado de las figuras actuales… no da la talla.
¡Es un torero de Madrid! Dicen para desprestigiarle. Al maestro Rincón, le acusaban de lo mismo.

A "El Cid", le sucede todo lo contrario que a Ponce, Manzanares, o Juli, por poner un ejemplo. Él no entiende, de cuidados, de mantener al toro en píe, o de sacar agua de un pozo vacío, no entiende de trincherazos de la escuela rusa de Rudolf Nureyev, sino de trincherazos para ahormar la envestida del toro. Se enrosca al toro en sus caderas, no entiende de líneas rectas.

Lo antiguo de parar, templar y mandar, es su religión, y cuando el que sale por chiqueros, ya está parado, templado y mandado, poco le queda por hacer… que no sea intentar unos pases de ballet, que él, -torero recio y profundo- no domina.

viernes, 5 de marzo de 2010

SUCEDIO A PRINCIPIOS DE SIGLO EN LA PLAZA DE DON BENIGNO MARQUEZ SUSTITUCION TESTICULAR!



 César Dao Colina/notitarde.com
Entre las calles Rondón y Montes de Oca, hubo varias plazas de toros y una de ellas fue propiedad del acaudalado comerciante y entusiasta taurino don Benigno Márquez, quien presentó destacados toreros españoles en su arena entrados los años de mil novecientos. Uno de ellos se dejaba llamar Luis Rodríguez "Alegrías". A este mozo lo prendió un toro astifino de Sagarzazu y le desprendió, de una cornada, los dos testículos, siendo conducido al nosocomio de ley e intervenido por un galeno apellidado Rivolta Andrade. Curado a los tres meses y medio, el valiente "Alegrías" se dispuso a torear de nuevo... pero, se preguntó el día anterior a la corrida, palabras más, palabras menos, ¿Joder, y cómo se verá un traje de torear sin que se le noten a uno los cojones debajo de la seda, eh? Su mozo de espadas, un criollo que lo apodaban "Majarete", por su afición incontenible al manjar elaborado con el refrescante coco y conocido el hombre, además, por sus "prontas y eficaces soluciones", le dijo a su matador: -"Maestro, eso lo arreglamos mañana cuando lo ayude a vestirse".

Llegó el día. Hizo el paseíllo. Fue recibido con una gran ovación del soberano. Dio una vuelta al ruedo en su primero y dos en el segundo, mostrando ufanamente sus atributos masculinos debajo de la sedosa tela color azul celeste y oro. Pero, mala suerte para "Alegrías", cuando se dispuso a hacerle un quite a un banderillero que salía en apremios luego de un par, el animal lo alcanzó a la altura del muslo izquierdo y sin hacerle daño, le abrió la seda, y vaya sorpresa, señores!, la gente se horrorizó, cuando vio un par de bolitas cayendo en el arenal marquero, gritando entre otras exclamaciones: -Le volvieron a quitar los testículos, qué mala pata, Dios mío!

"Majarete", más que pronto, saltó al ruedo, y recogiéndolas, asistía a su matador quien se miraba nerviosamente el vestido de torear para ver si el pitón le "había hecho carne" y cuando se disponía a llevárselo vía hospital, inopinadamente, cambió de rumbo y se dirigió hacia el hotel donde se hospedaba. Llegaron, el maestro se echó a la cama con un largo suspiro de gracias a Dios y entretanto, el gracioso y locuaz "Majarete", lanzando las dos bolitas sobre la mesita de noche, que dicen que estaba "hecha de caoba pura", dijo con un dejo de salvación: -"Cará, maestro, si el público hubiese sabido que en lugar de sus testículos eran dos pepas grandes de almendrón que bien entrada la anoche las fui a buscar a la Plaza Candelaria, mire, nos incendian a los dos solitos enchuzados sin aceite en una misma vara de un solo coñ--"!!!

PUNTOS DE VISTA
                                                           c.aguilar

jueves, 4 de marzo de 2010

LA AFICIÓN




Carlos Aguilar

En Valencia ya huele a pólvora, todos los días a las 2 en punto de la tarde, podemos disfrutar del ruido ensordecedor de la mascletà, gentío en las calles aledañas a la Plaza del Ayuntamiento, y cerca… muy cerca, las taquillas de la plaza de toros, ardiendo de malestar, muecas de indignación y resignación en los abonados y una sensación casi unánime, ¡nos la han “clavado” otra vez!

El maltrato que la afición valenciana ha recibido, por parte de la Diputación y la empresa del ínclito “artista” Simon Casas, no tiene parangón. Los precios en estos momentos de crisis cruenta, han subido, y la corrida del festival vestido de luces, que se han marcado “Los Simones”… un atraco.

Pero miren ustedes, lo que no se defiende, no se protesta. Los derechos hay que ganárselos, y los abusos, no hay que permitirlos.

¿Para qué sirven las asociaciones de abonados? ¿Para sacar una nota de protesta... y ya han cumplido? ¿De verdad que estas asociaciones, están respaldadas por los abonados? O son solo una manera de figurar –por quienes las crea- en las altas esferas del mundo taurino.

Si los abonados valencianos, pertenezcan a asociaciones o no, renuevan su abono, y con mala cara, y refunfuñando aceptan el abuso, no se merecen mucho mas de lo que les dan.

Había un dicho antiguo que decía: “El español es valiente en la guerra y cobarde en la paz”… ¡Así nos va!

El mundo de los toros necesita una restructuración a fondo, y eso solo lo pueden promover, las asociaciones y los aficionados, -nadie más lo va a hacer- dejando a un lado el victimismo reinante, y actuando.

Pensemos objetivamente en el movimiento antitaurino, se han movilizado y conseguido, que en estos momentos, esté en entredicho a nivel nacional, las corridas de toros.

Algo impensable hace… no demasiado tiempo, ¿Por qué ellos sí, y nosotros, que se nos llena la boca en gritar a los cuatro vientos, nuestro amor por las corridas de toros, dejamos que se mueran lentamente?

A veces lavándonos las manos, nos ensuciamos la conciencia.

EL VALEDOR DE LA FIESTA


Que nadie se preocupe ante las votaciones antitaurinas en Cataluña...ÉL, ESTÁ CON NOSOTROS

miércoles, 3 de marzo de 2010

DE VERGÜENZA

La vergüenza,  para quien no la tiene, es un trocito de barro moldeable y adaptable,.
LA MORAL


   Ernest Hemingway
Es moral lo que hace que uno se sienta bien, inmoral lo que hace que uno se sienta mal. Juzgadas según estos criterios morales que no trato de defender, las corridas de toros son muy morales para mí.

                                                                                               
VA POR LOS ARTISTAS



Antonio Diaz-Cañabate ABC.

Los toros cuando son toros no constituyen una diversión. Es algo más serio, más profundo. Es el estremecimiento de la emoción, de un peligro constante que el torero tiene que vencer artísticamente. Y esta emoción la sentimos muy honda, aun sin arte.